Ser mujer

Ser mujer es nacer con la intuición, que luego deviene en certeza, de sentir que hay un otro “superior” en el género opuesto.. Ser mujer es aprender, desde chica que, no basta con serlo sino qué hay que parecerlo, que si sos buena y obediente te van a querer y si sos amable, educada y sumisa, te van a elegir… Ser mujer es deambular entre el talle que nos toca y el que nos quieren vender, entre la belleza que condena a la idiotez, la fealdad que recibe insultos y la inteligencia que debe ser puesta a prueba a diario.. … Continúa leyendo Ser mujer

La mano que mece la cuna

Siempre se ha dicho que la familia es la célula básica de la sociedad, que la caridad bien entendida empieza por casa, que donde manda capitán no manda marinero, que para muestra basta un botón… Igual que nosotros, las familias fueron cambiando su fisonomía; ya no podemos hablar de un solo tipo de familia, ni de una única familia, ni de un determinado modo para armarla, desarmarla y volverla a armar. La familia patriarcal -en cuyo seno much@s fuimos criados-, formada por máma, papá y los chicos, dejó lugar a una amplia gama de formas de vivir en familia, aunque … Continúa leyendo La mano que mece la cuna

Sororidad es aprender a decir ¨NO¨

Cuando en 1789 se proclamaba la Revolución Francesa bajo la consigna de ¨Igualdad, Libertad y Fraternidad¨, nadie pensó que la mitad de la población seguía tan oprimida como antes… Y es lógico que así fuera porque en esa época las mujeres éramos poco más que muebles y los varones, a cargo del uso y goce del poder, imponían -por lógica- dominio en todo, incluso en el lenguaje. La fraternidad es , por definición, la relación entre hermanos. Es entre varones. Tuvieron que pasar dos siglos para que las mujeres podamos encontrar una palabra que defina nuestra relación como pares integrantes … Continúa leyendo Sororidad es aprender a decir ¨NO¨