Se habla de estereotipos de belleza tomando como premisa el paradigma al que se nos somete a las mujeres desde el viejo modelo patriarcal de roles de género y que es perpetuado por los medios de comunicación masiva, constituyendo -por lo tanto- una forma definida de violencia: la simbólica y mediática.

Ahora bien, como la idea de este espacio es pensar en la construcción de  un nuevo paradigma en el que tod@s estemos a gusto, resulta necesario derribar los estereotipos de toda índole, que mantienen un modo binario de mirar la realidad, perpetuando exclusión, división y antagonismos.

Esta pandemia debería servirnos, por lo menos, para entender que las viejas posturas de antinomias duales, en las que solo cabía un pensamiento en términos de blanco o negro tienen como único destino la destrucción.

Es hora de dejar de pensar en términos de lindo o feo, alto o bajo, gordo o flaco, casado o soltero, perro o gato, asado o pasta, carnívoro o vegetariano, heterosexual u homosexual, con o sin hijos, rico o pobre, playa o montaña, Paris o NYC, patrón o empleado, sano o enfermo, fiel o infiel, bueno o malo…

Podríamos  seguir armando binomios hasta el infinito, pero -sin embargo- se dieron cuenta de la cantidad de alternativas qué hay entre cada uno de los ejemplos que puse? No será, acaso, que tod@s tenemos un poco de todo y como nos cuesta aceptar la parte que no nos gusta la señalamos afuera… y entonces se transforma en el opuesto al que un@ no pertenece… alguien puede decir, honestamente, que es 100% bueno? Qué es ser bueno? Cuántos grises tiene cada definición? Somos lo mismo toda la vida? 

Finalmente, cuando termine esta pandemia, cuál va a haber sido la diferencia entre ser cabeza de ratón o cola de León?
Somos tod@s lo mismo y de acá nadie sale viv@ ni se lleva nada más que lo que dejó.Es hora de entender que el nuevo paradigma tiene que ser, en principio, inclusivo de tod@s.

Este sí es, a mi modo de ver, el único binomio válido: es entre tod@s y con tod@s o no es…

#espacioleiva🚺🚹💜